jueves, 2 de enero de 2014

Y al fin llegó mi MotoG: primeras impresiones


En primer lugar, feliz año a todos los lectores del blog. Para empezar bien el año, el día 30 recibí mi MotoG de 16GB procedente de Amazon.co.uk (lo había pedido el día 20). La espera ha merecido la pena y sin duda el teléfono es tan bueno como prometían las críticas... y pese a todo, ha sido capaz de sorprenderme ya con el en mis manos.



Unboxing


El MotoG llega en una pequeña y discreta caja. Dentro encontramos el teléfono, un cable microUSB, las instrucciones para quitar la tapa, unas instrucciones de inicio y un manual de seguridad. En mi caso, todo en perfecto inglés, al estar comprado en Amazon.co.uk. Se echa de menos un cargador... aunque es algo que ya todos tenemos varios por casa... y que podemos encontrar fácilmente tanto en comercios locales como en tiendas web.

El teléfono resulta contundente en mano, no da sensación de tener un "trozo de plástico" y la hergonomía es buena, sobretodo a la hora de hablar, gracias al rehundido del logo de Motorola en la parte trasera. El acabado de la carcasa es algo satinado y resbala un poco, además de ser un imán para las marcas de dedos. En mi caso, que tengo la mano muy grande, casi encuentro más cómodo el teléfono cuando utilizo una funda.

El proceso de quitar la carcasa resulta algo complicado. Facilita muchísimo la labor una púa de guitarra o una tarjeta de crédito. Empezar siempre por la parte del cargador microUSB y ir poco a poco sacando las pestañitas. También es tedioso despegar la pegatina de la pantalla con el logo de Motorola. Con la misma tarjeta de crédito, ir siguiendo el borde de la pegatina para ahuecarla y poder despegarla.

Primeros pasos

Lo primero que veremos será la animación de arranque de Motorola. Fijaros bien, pues la próxima vez que la veáis puede que haya cambiado... A continuación, procedemos a introducir nuestra cuenta de Google en los diferentes servicios para identificarnos. Lo primero que vais a ver es que en cuanto introduzcáis vuestros datos en Google Play, las aplicaciones van a empezar a actualizarse, por lo que os recomiendo que estéis conectados por wifi, pues entre unas y otras aplicaciones pueden sumar más de 400MB de descargas.

Después nos tocará instalar las aplicaciones que más usamos, como Whatsapp, Facebook, Twitter... Una vez todo configurado, podemos empezar a disfrutar de nuestro MotoG.

Rendimiento y personalización

De momento, en los pocos días que hace que tengo el teléfono, la experiencia ha sido totalmente fluida y rapidísima. Bien es verdad que vengo de un terminal algo anticuado, pero eso no le resta un ápice de mérito.

Lo primero es saber que tenemos entre manos para poder comparar. De modo que pasamos el test Antutu, para poder hacernos una idea.


 

Como vemos por la puntuación, estamos en un rendimiento entorno a los 17.500 puntos, por lo que estaríamos a la altura de Samsung S3 y Nexus4, dos de los gama alta del 2012, teniendo en cuenta que son teléfono que aún hoy cuestan libres más de 300€.



La personalización del teléfono es casi inexistente, más allá de 3 pequeñas apps como son AssistMotoCare y MigraciónAssist nos ayudará a nuestro día a día con unos sencillos perfiles para evitar ruidos del teléfono por la noche, silenciarlo durante las clases o el trabajo y evitar distracciones conduciendo. MotoCare está destinado a ayudarnos con las dudas, bien buscando información en su FAQ o bien contactando con un operador. Y Migración de Motorola nos ayuda a transferir nuestros contactos, SMS, historial de llamadas, multimedia... En mi caso, pese a que mi otro teléfono también es un Motorola no he usado esta app.



De tal forma que tenemos una experiencia casi casi AOSP. En mi caso, el launcher lo he cambiado por KK Launcher para tener algo más integrado GoogleNow, pero la verdad que el launcher original estaba bastante bien. Uno de los motivos de cambio para mí es la posibilidad de aumentar la cuadrícula del escritorio para poder meter 5 iconos por fila, pero es gusto personal.

Batería

Sin duda otro de los puntos fuertes de este teléfono es la gran autonomía que tiene. Estos primeros días con constantes decargas, pruebas de aplicaciones, etc.. no se puede considerar que haya sido un uso "normal" del teléfono... y sin embargo ha aguantado muy bien. En estado de reposo, el teléfono gasta poquísimo, menos de un 1% de batería por hora.


Como podemos ver en las imágenes, tras casi 8 horas con el teléfono y habiendo estado la pantalla más de 4 horas encendida, la batería sigue entorno al 45%. De hecho he estado probando algunos juegos durante casi una hora, entre ellos Badland (juego de plataformas muy chulo y muy recomendable) que aparece ahí con un 5% del gasto de batería en 25minutos de juego.



Y hasta aquí estas primeras impresiones... en los próximos días empezaré a trastear un poco con el teléfono, probar el acceso root, el bootloader, la rom Kitkat 4.4... de modo que no le perdáis ojo al blog. Un saludo.